HEMANGIOMA DE COROIDES

Es una tumoración vascular de la coroides que se puede presentar como forma circunscrita y sin conexión sistémica o bien de forma difusa generalmente asociada a enfermedades sistémicas.

La edad media de aparición en las formas circunscritas es de 39 años y en las difusas de 8 años. No hay preferencia de sexo ni de raza, si bien, se ha considerado que las formas difusas son más frecuentes en raza blanca.

Los tipos circunscritos no tienen preferencia de lado mientras que los difusos se localizan con mayor frecuencia en el lado izquierdo asociados con angioma ipsilateral. La forma circunscrita es más frecuente que la difusa en proporción 3/1.

HEMANGIOMA CIRCUNSCRITO

La incidencia del hemangioma circunscrito es difícil de establecer pues muchos presentan un curso asintomático y no son diagnosticados; en relación con el melanoma de coroides su frecuencia es de 1/15.

Clínica

Con frecuencia constituyen un hallazgo casual en una exploración rutinaria. En otras ocasiones, el paciente consulta refiriendo una alteración visual en forma de visión borrosa que suele aparecer entre los 30 y 50 años en el caso de los hemangiomas circunscritos, y entre los 6 y 10 años en las formas difusas.

Oftalmoscopía

Los hemangiomas circunscritos aparecen como una masa redondeada de color anaranjado que en ocasiones es difícil de distinguir del fondo de ojo de vecindad. El 45% se localiza en polo posterior con frecuente afectación macular; el 35% en el lado nasal y un 20% en el lado temporal. Su tamaño medio se sitúa entre 3-12 mm. de base y 1-6 mm. de altura. Es frecuente la asociación de desprendimientos serosos de la retina con afectación del área central que puede conducir a una degeneración quística macular. Las alteraciones del epitelio pigmentado originan con frecuencia cúmulos pigmentarios en la superficie del tumor. No es infrecuente la presencia de un desprendimiento de retina de extensión variable situado en la proximidad del tumor.

 


Hemangioma de coroides


Afg de Fig anterior

 Diagnóstico diferencial del hemangioma circunscrito

1.- Melanoma Amelanótico

- Color:- M. Amelanotico: más amarillento
- Hemangioma: rojo-anaranjado
- Márgenes:- Melanoma: bien delimitado
- Hemangioma: se introduce en tejido vecino
- Forma:- Melanoma: elevado en bóveda o en "champiñón"
- Hemangioma: placoide

2.- Metástasis

- Color:- Metástasis: crema
- Hemangioma: color anaranjado
- Las metástasis con frecuencia son multinodulares (los hemangiomas, muy raramente)
- La A.F.G. no suele ser definitiva para el diagnóstico diferencial; en la metástasis la hiperfluorescencia del tumor es más tardía que en caso del hemangioma.

3.- Escleritis

Asocia signos inflamatorios y pliegues coroideos que no aparecen en el hemangioma.

Diagnóstico

Las dos pruebas de máximo interés diagnóstico son sin duda la OFTALMOSCOPIA y la ECOGRAFÍA en modo A. y B. La R.M. puede aportar datos de interés.

1: Oftalmoscopia. Nos permite observar la tumoración con las características descritas en la clínica.

2: A.F.G. Actualmente admitimos que el patrón angiofluoresceingráfico del hemangioma puede ser muy variable y que en muchas ocasiones apenas aporta nada para el diagnóstico diferencial.
El patrón característico se configura por el siguiente comportamiento: hiperfluorescencia en fase prearterial o inicio de la arterial; difusión masiva en fase arterial y venosa con extravasación al tejido tumoral; impregnación de los espacios quísticos de retina.
Sin embargo un 30% de los hemangiomas presentan hipofluorescencia en fase prearterial y arterial primitiva, ofreciendo un comportamiento semejante a los melanomas uveales y a las metástasis.

3: Verde indocianina. El hemangioma coroideo es, probablemente, la lesión donde el estudio con verde de indocianina tenga su máximo interés.

4: Ecografía. Es necesario combinar la Ecografía en modo A y B para extraer un valor diagnostico adecuado.
La ecografía en modo A nos muestra un pico alto correspondiente a la superficie del tumor continuado de una alta reflectividad y una continuidad sin apenas variaciones con enclave y patrón orbitario. Escasa o nula sombra orbitaria.
La ecografía en modo B muestra una masa sólida acústicamente, con ausencia generalmente de excavación coroidea. La ecografía B tiene un valor fundamental para establecer las medidas del tumor.
Estos tumores han sido estudiados con el Eco M en el cual se registran los movimientos correspondientes a las pulsaciones de los vasos que lo forman.

5: Resonancia Magnética.


HEMANGIOMA DE COROIDES
T1:Hiperintenso
T2:Isointenso

Tratamiento

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. OK